Menú

Consejos al publicar un blog

niña con brakets y libreta

  • Haz buenos contenidos. Puede que haya muchos trucos para que tu blog tenga muchas visitas, pero para que esas personas se conviertan en seguidoras fieles de la página lo mejor es esforzarse en hacer buenos contenidos.
  • Lee el texto dos veces (y quien dice ‘dos’, dice ‘tres’). si crees que lo puedes mejorar, hazlo. Si llegas a la conclusión de que no estás inspirado, déjalo para más adelante. Corta lo que tengas que cortar y corrige lo que tengas que corregir. el objetivo: no tener que volver a editar el artículo una vez publicado (tus lectores y lectoras te lo agradecerán).
  • Brevedad. Los mensajes, textos y títulos deben ser breves, concisos y sencillos. estructura los artículos en párrafos de no más de 5 líneas, si es posible, para así facilitar la lectura en pantalla, que es más dispersa que la lectura sobre papel.
  • Si el tema lo exige, publica rápidamente. La inmediatez es una de las grandes virtudes y armas de la blogosfera. luego siempre puedes ir actualizando el artículo o publicar las novedades en una serie. si el tema no lo exige o si se trata de una opinión, reflexión o ensayo, tómate todo el tiempo que necesites.
  • Identifícate. Decir claramente quién eres dará más credibilidad y transparencia a tu información. Si no está justificado, no utilices el anonimato. Muchas veces se abusa de él.
  • ¡Cita! Si encuentras un comentario interesante en otro blog, reproduce un fragmento en el tuyo y enlázalo. la otra persona tiene herramientas para saber quién le enlaza y probablemente visitará tu página por curiosidad.
  • Comprueba la ortografía. En caso de duda, tienes a sólo un click herramientas tan indispensables como el Diccionario de la real academia (Drae) o Wordreference. No creas que las lectoras y los lectores perdonarán tu mal estilo porque ofreces contenidos interesantes, nadie pone demasiado interés en alguien que no se preocupa por expresarse correctamente. la ‘fórmula’ sMs no es moderna, los y las trogloditas ya se expresaban más o menos así.
  • Comprueba uno por uno los enlaces. Quien te lee detesta hacer click y encontrarse con un error 404, sobre todo si el enlace es vital para entender o completar el artículo.
  • No dudes en editar el artículo una vez publicado si es realmente necesario. Haz notar en la nueva edición los cambios relevantes con dos herramientas que tienes a tu disposición: cuentas con la opción de tachar las palabras o expresiones incorrectas del original sin borrarlas (para que todos puedan ver los cambios: ejemplo); o la opción de incluir el término ‘actualización’ y añadir una explicación de los cambios o novedades en la noticia. Se pueden utilizar las dos en un mismo artículo, pero resérvalas siempre para cambios relevantes: poner un acento omitido no merece tanto despliegue de información.
  • Sé multimedia. Si es necesario, completa la información de texto con imágenes, archivos de sonido, gráficos o vídeo. A veces una información se entiende mejor en un gráfico que explicada textualmente. Pregúntate cuál es el mejor formato para presentarla.
  • Si incluyes imágenes, pregúntate si son realmente necesarias, si añaden información o compensan la estética del blog. si no es así, elimínala. las imágenes no sólo ralentizan la carga de las páginas, sino que ocupan bastante espacio en el servidor. si, además, no aportan nada, pueden convertir tu sitio en un collage infumable y sin sentido. Nunca nunca nunca (salvo que el autor o la autora lo autorice ofreciendo el código) utilices imágenes alojadas en otro servidor, porque estarás consumiendo su ancho de banda. Nunca nunca nunca (salvo que el autor o la autora lo autorice de forma expresa) utilices imágenes con copyright.
  • Clasifica. Escoge bien tus etiquetas, secciones y categorías, si no tu blog se convertirá rápidamente en un laberinto para quien intente acceder a la información.
  • Por regla general, intenta que el título sea corto y descriptivo, con palabras clave que definan el contenido del artículo.
  • No olvides nunca citar y enlazar la fuente. Y no te confundas a la hora de ofrecer los créditos: aunque una web informe de algo, no quiere decir que sean los autores y autoras de ese textos, sino sólo reproductores. indica que lo que reproduces es una “fuente” cuando sepas que es de su autoría o que es una “vía” cuando sepas que lo citado no es propiedad de tal o cual web, sino que lo han reproducido a partir de cualquier otro sitio. También deberías citar la fuente de las imágenes, lleven éstas copyright o copyleft.
  • Puedes enlazar a viejos artículos de tu propio blog si resultan relevantes para el artículo que estás escribiendo, pero no abuses de ello con el único fin de obtener más visitas.
  • Piensa en las personas para las que escribes. Puede que hayas decidido a hacer un sitio personal que interese a más personas o que escribas de ciertos temas para cierto público. si escribes para otras personas, procura recordar que no todo el mundo te conoce ni tiene por qué conocer todos los temas que conoces, ni tampoco tiene por qué haber leído tus artículos anteriores. Debes contextualizar, explicar brevemente a qué te refieres.
  • Comenta en otras páginas y blogs. Si haces buenos comentarios, las personas que escriben y leen ese blog visitarán tu página por la curiosidad de conocer a la persona que escribe cosas tan interesantes.
  • Déjate comentar. Piensa bien si en tu blog vas a permitir participación y de qué tipo. ¿Qué normas habrá para comentar? ¿Vas a moderar cada comentario? indica todo esto, informa a la gente de cuáles son tus reglas de juego. Es tu espacio. Ah, y responde con paciencia a los comentarios.
  • Relaciónate con otros bloggers, haz red. Participa en encuentros y memes o cadenas de mensajes (siempre que te resulten interesantes), resuelve consultas, propón ideas, incluye en tu blog enlaces de blogs que recomiendas, envía información a bloggers que compartan afinidades contigo.
  • Ten en cuenta los buscadores. Sobre este aspecto, existe muchísima documentación en internet. Busca el término “posicionamiento web en buscadores” para saber cómo hacer más visible el espacio.
  • Ábrete a la innovación. Si algo aprendemos con la red es que hay que tenerle menos cariño al trabajo propio si éste se ha quedado desfasado tecnológica o ideológicamente. Hay que tener facilidad para destruir y construir... corregir, disculparse y borrar.
  • Tacha, no borres. Si has cambiado de opinión sobre algo o si ya no te gusta eso, no hace falta que lo borres. Simplemente indica a la gente que te lee que ya no opinas igual, que has rectificado.
  • Buen humor y cercanía. Quienes siguen los medios de comunicación tradicional sienten muchas veces cierto hartazgo de mensajes serios y presuntamente objetivos. Prefieren la variedad y valoran que en una comunicación exista la cercanía, el humor, los propios errores, los detalles personales, lo anecdótico, lo cotidiano. se empieza a preferir la subjetividad sincera y anunciada a la objetividad interesada.
  • Aporta valor. Muchos blogs se limitan a reproducir artículos que han visto y les parecen interesantes. a no ser que la selección de artículos que se realice sea muy buena, esto no tiene generalmente mucho interés. aporta valor citando un fragmento, añadiendo algún comentario, una entrevista o rebatiéndo el artículo.
  • ¡Selecciona! El problema a veces no es la falta de información, sino la infoxicación. Hay que aprender a elegir qué es lo valioso, a resumir y no sobrecargar a los lectores y las lectoras.
  • No te repitas. Antes de publicar algo, asegúrate de que otros no han dicho ya lo mismo. Usa el buscador. si aún así quieres tratar este tema, aporta al mensaje el factor diferencial.
  • Acércate a la realidad más, si puedes. Muchas a veces publicamos desde una oficina o nuestra casa, leyendo y estudiando textos. si estás denunciando por ejemplo la situación de los animales en el zoo, ¿por qué no acercarse allí a comprobar si esta información es cierta y tomar algunas fotos? si se está criticando la inmigración, ¿por qué no entrevistar a alguien de tu clase o a alguien del barrio que provenga de otro país?

Referencias y enlaces

Masticable. reflexiones y recursos sobre blogs y otras herramientas de internet

Mangas Verdes. Consejos a la hora de publicar un blog

 

« Volver a Módulo 4. ¿Cómo publicar en mi blog?